Rick se escapa del tanque ayudado por Glenn, la voz que había oído por la radio. Rick es recibido por otro grupo de supervivientes quienes le informan que su llegada a su ubicación en un centro comercial ha atraído la atención de los zombis. Mientras los zombis intentan entrar en los antes seguros almacenes, un breve contacto por radio se logra con el grupo de Lori y Shane quienes, sin saber de la presencia de Rick, deciden no ayudar. Las fricciones en el grupo aumentan, por lo que Rick encadena a Merle Dixon, un desquiciado racista, a un tubo en el tejado. Rick y Glenn traman un plan de escape consistente en cubrirse con sangre y tripas de los zombis y dirigirse hacia un camión. Glenn atrae la atención de los zombis lejos de los alrededores de la tienda a bordo de un Dodge Challenger sonando la alarma. El resto del grupo, con la excepción de Dixon, escapa en el camión y Glenn se marcha en el Challenger.

0 comentarios :

Publicar un comentario